No se reincorpora tras sus vacaciones

Si tras finalizar las vacaciones algún empleado no se reincorpora a la empresa, vea cómo actuar.

No se reincorpora tras sus vacaciones

En estos casos póngase en contacto con el trabajador y averigue la causa de su no incorporación. Si las explicaciones no son convincentes, lo mejor es enviarle un burofax instándole a justificar las ausencias y advirtiéndole de que, en caso de no hacerlo, se le aplicarán sanciones disciplinarias.

Si tras recibir el burofax el afectado sigue sin incorporarse y sin justificar sus ausencias, la empresa ya podrá sancionarle (o incluso despedirle si sigue sin aparecer).

Ante estas situaciones, lo recomendable es proceder a la sanción o al despido del trabajador (en lugar de tramitar su baja voluntaria). Piense que para considerar que un trabajador dimite debe quedar clara su voluntad concluyente de causar baja voluntaria, de forma expresa o tácita (por ejemplo, si se ha ido de vacaciones a su país y se ha quedado a vivir allí). Por tanto, si dicha voluntad no queda clara, lo recomendable es seguir los pasos indicados.

 

 

Antes de imponer una sanción, contacte con el afectado –por burofax, si es necesario- e ínstele a que justifique las ausencias.

 

 


¿Deseas recibir nuestras noticias?
Suscríbete a nuestra newsletter